¿Cuánto tiempo real disfrutamos en nuestro día a día?

El ritmo de vida que estamos acostumbrados a llevar nos obliga a vivir constantemente de forma acelerada.

Por Actioncare
Hace 2 semanas

Desde que una gran parte de la población tuvo que adaptar su rutina laboral diaria al sistema del teletrabajo, se comenta mucho el tema de la gestión del tiempo y la inversión del mismo en relación a su productividad. Esto puede convertirse en un tiempo muy provechoso, ya que, al no tener que acudir físicamente a otra ubicación fuera del propio hogar, evitamos viajes, posibles atascos, esperas en transporte público o diversas retenciones que puedan surgir en el itinerario que conlleva llegar al lugar de trabajo. 

Desde ActionCare somos conscientes de que si nos concentramos en esos proyectos que tenemos que sacar adelante y aprendemos a priorizar y organizar nuestra jornada laboral, podremos sacar tiempo de calidad para salir de casa, compartir tiempo con nuestra familia, amigos, animales de compañía e incluso disfrutar de nuestros hobbies y tener tiempo para ser los protagonistas y mimarnos más, en lugar de estar en segundo plano. Con esto estamos potenciando el factor del tiempo personal.

Otro factor que debemos tener en cuenta como un dato muy positivo es la salud. Teletrabajando nos despedimos de la contaminación, atascos, emisiones..De hecho, los datos de diferentes informes nos han revelado el gran porcentaje que se ha conseguido disminuir en relación a las emisiones a la atmósfera, en cuanto hemos reducido e incluso parado la actividad industrial y de transporte diaria. El ser humano toma conciencia cada vez más del poder que tienen sus acciones de forma directa para luchar contra la situación de emergencia climática que está viviendo nuestro planeta.

El ritmo de vida que estamos, en muchas ocasiones, obligados a llevar, debido a nuestro trabajo, localización o sistema de transporte, se ve directamente relacionado con el nivel de estrés que sufrimos y esto nos genera vivir constantemente de forma acelerada, consumiendo en mayor medida nuestra energía diaria para poder dedicar tiempo para nosotros o nuestras personas más cercanas.

Eso sí, también es verdad que solo nosotros somos los dueños de nuestras vidas y siempre hay algo que podemos hacer para poder mejorar la situación, sobretodo cuando nos afecta a nuestra salud. Debemos más que nunca con los proyectos de nuestra empresa, potenciar la confianza con nuestro equipo de trabajo y todo ello, sin tener que terminar por sufrir durante el proceso.

Al fin y al cabo, ¿a quién no le gustaría trabajar en algo que le permita conciliar con su vida privada y ahorrar energía para disfrutar lo mejor de cada momento?