Lazos emocionales entre los cuidadores a domicilio y los mayores

Es de vital importancia la necesidad de crear un vínculo entre los usuarios que reciben cuidados a domicilio y sus cuidadores, y prestar la misma atención tanto a la salud física como a la salud mental.

Por Actioncare
Hace 7 mess

Para obtener el éxito en los cuidados y apoyo que ofrecen los diferentes especialistas que acuden a los domicilios de los usuarios dependientes, su trato debe ir más allá de enfocarse en una asistencia rutinaria.

Los cuidados diarios y tratamientos físicos o de gestión de rutinas alimenticias y de higiene personal, requieren también de un fuerte vínculo con los mayores a la hora de ganar la confianza necesaria por su parte, y poder disfrutar de su compañia durante la estancia en su propio domicilio.

De esta forma, se evitan que las personas cuidadas sientan como personas extrañas a los cuidadores y asistentes que acuden a su hogar. Todo esto, ayuda a fomentar el bienestar de los usuarios del servicio. 

Cada vez gana más importancia la necesidad de tener un vínculo emocional, ocasionado por las horas que acaban dedicando a estar juntos y a la "intimidad" que se comparte en esos momentos de soledad en su propia casa. 

Por esto, es muy importante evitar cambiar con demasiada frecuencia a la persona cuidadora responsable del usuario, ya que, estos llegan a crear una relación  muy especial con la persona en cuestión, lo que difuculta la posibilidad de generar esa misma confianza con otras personas nuevas. 

El objetivo es la persona se sienta además de atendida, acompañada. 

Desde Actioncare facilitamos la distribución de los servicios a medida prestados por los profesionales de Alares,  localizando siempre a los cuidadores a domicilio más adecuados a las necesidades de cada usuario. 

No hay mayor regalo para nuestros mayores que el cariño y la compañia, para que nunca sientan soledad y puedan seguir viviendo en su propio hogar, sin necesidad de recurrir a una residencia.